miércoles, 1 de octubre de 2008

El calor verde

Ciertamente hay sistemas de calefacción de lo más variopinto, y éste al menos se sale de lo común. No me refiero al auténtico sistema eléctrico ecológico basado en bomba de calor (heatpump), sino a la reinvención de las placas de infrarrojos.

En sí los sistemas de calefacción eléctrica por radiación, tales como la estufa eléctrica halógena, no son nada novedoso. El uso de este tipo de sistemas es además imperativo si se trata de mantener calentitos a usuarios en el exterior, como pueda ser en una terraza; ciertamente aquí no lo he visto en ningún sitio, pero sí en la zona de San Francisco hace ya más de una década. La propuesta de Calor Verde eso sí, parece que se distingue del resto disponible en el mercado por su formato en placas para colocación en el techo, acompañado de un termostato de pared.

¿Qué posibles ventajas y utilidades puede tener este sistema de calefacción?:
  1. Al calentar un 80% mediante radiación, más su ubicación en el techo, consigue crear una sensación térmica agradable de manera rápida sin para ello tener que caldear el aire. Con ello puede resultar una opción interesante para salas de reuniones y baños.
  2. En una ubicación tradicional, por ejemplo en un salón, dado que la radiación la recibirá sobre todo el suelo, sofás y demás muebles (también algo las paredes), se conseguirá que el calor esté distribuido de abajo a arriba, asemejándose, supongo, al más confortable sistema de distribución de calor, el suelo radiante.
  3. En una ubicación tradicional, dado que las paredes al exterior de la casa no deben recibir más que una parte menor de la radiación infrarroja, ha de conseguirse que el calor emitido esté con nosotros algo más de tiempo (ya contaré una anécdota personal al respecto otro día) que con otros sistemas, como pudiera ser un emisor colgado de la pared (no así un radiador eléctrico de aceite en posición medianamente central de la habitación).
  4. Supongo que en un dormitorio, al estar acostados, conseguiremos una radiación directa considerable que haga muy agradable la estancia con poca potencia.
Ciertamente no todo será tan bonito. ¿Cuáles son sus desventajas?:
  1. Si el fin es calentar toda la casa a una temperatura dada, tendremos exactamente la misma eficiencia que cualquier otro sistema de calefacción eléctrica directa, y, salvo por la consideración de las pérdidas de calor y las paredes comentado antes, el mismo consumo.
  2. Si el fin no es calentar toda la casa, sino sólo un conjunto limitado de habitaciones, entonces simplemente el bienestar será menor o tendremos que ir encendiendo y apagando las placas según nos vamos moviendo por la casa (no es descabellado, aunque no sé cuánto favorecerá los catarros).
  3. Aunque la publicidad es ambigua ("Ahorrando entre un 30 y un 50% del consumo de energía de cualquier sistema actual"), está más que claro que se están comparando con el resto de sistemas de calefacción eléctrica directa, es decir, que nadie espere que el sistema, puesto a caldear a temperatura constante toda una casa, consuma menos que un sistema con calderas eficientes (o no) a baja temperatura de gas o gasoil, o que un sistema con bomba de calor.
  4. La colocación en el techo, dado el implícito uso de la instalación eléctrica de alumbrado, me parece un poco arriesgada, salvo que se consulte a un instalador electricista profesional y se actualicen las secciones de los cables allá donde se vaya a poner placas que requieran potencia considerable. Las tomas de enchufe con secciones generosas suelen ir únicamente al nivel del suelo.
¿Es por tanto Calor Verde el sistema de calefacción recomendable para cualquiera en cualquier clima? ¿Es el sistema de calefacción eléctrica más ecológico del mercado? Las respuestas a ambas preguntas van a ser que no.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

estaba buscando informacion sobre calefacciones y he topado con tu blog,me gusta lo que dices y estoy de acuerdo contigo sobre la energia nuclear,es la mas peligrosa,pero la menos contaminante;vivo al norte de Caceres y muy cerca de una central nuclear que ultimamente ha dado algun que otro problema,pero me gustaria que lo solucionasen y siguiese en funcionamiento.

Serdna dijo...

Pues sí, a estas alturas de la película deberían los que mandan tener posiciones más consistentes y menos demagógicas e ignorantes, y dado que lo imperativo es la reducción de emisiones de CO2 (potencialmente, mientras no se tenga más claro, riesgo de como mínimo acabar con la civilización), no viene a cuento cerrar las centrales que ya hay sin el más mínimo estudio de viabilidad.

Un saludo.

Carlos dijo...

Muy buena explicación, pero a mi modo de ver, falta un inconveniente, la falta de confort originada por calentarse fundamentalmente por radiación, donde la parte del cuerpo no expuesta al foco caliente no aumenta a penas su temperatura, además está el tema del gradiente térmico.

Lo he explicado aquí:

http://nergiza.com/calor-verde-toda-la-verdad/

Un saludo!!

Anónimo dijo...

sonne.launchrock.com

Anónimo dijo...

Yo las placas que he visto para poner son unas que se llaman CALOR 3D.
Estoy dando vueltas por internet y he leído cosas y más cosas.
Yo aún lo que no tengo claro es si lo que se pone de las placas electricas tiene que ver con estas placas que dicen que calientan por rayos infrarrojos.
A mi me parece que son una cosa diferente y que las discusiones acaloradas que leo son por comparar cosas que lo mismo ni son comprables.
Alguien sabe algo de estos del CALOR 3D que digo????

Eugenio Sánchez dijo...

Por contestar a anónimo. CALOR 3D es un Sistema modular de Calefacción y Mejora de Calidad ambiental mediante placas emisoras de infrarrojo lejano para techo. Es un producto de diseño y fabricación 100% Española con varias patentes mundiales y marca registrada. Su principio de funcionamiento consiste en calentar desde el techo de manera uniforme los paramentos, es decir, suelo, paredes y mobiliario no para que estos calienten el ambiente de la estancia sino para que no nos "roben" el calor a las personas de manera que se obtiene un nivel de confort inigualable por otros sistemas de calefacción con un consumo sensiblemente inferior. Para ello es necesario un correcto diseño y cálculo de la instalación a calefactar, para ello CALOR 3D dispone de un programa de cálculo que conjuntamente con uno desarrollado por la Universidad de Sevilla son los únicos existentes. Podeis tener más información en www.irconfort.com